Un futuro hostil para nuestra generación

Cruel, insensible, despiadada, son algunos adjetivos con los cuales podemos describir la realidad de la sociedad mexicana en la que viven los jóvenes. Es indignante el saber que los ojos ya no lloran al ver los noticieros, los periódicos o al escuchar las noticias en la radio, la habitualidad de la violencia ha cubierto las calles y se ha adentrado en los hogares, las agresiones y delitos en estos días se caracterizan por su falta de extrañeza. Si el ser humano crece y se forma conforme a su alrededor ¿Qué podemos esperar de un niño que se desarrolla en estas abominables circunstancias? ¿Acaso México está condenado a vivir en inseguridad? ¿El cambio es posible? Y si lo es ¿Se puede lograr un resultado positivo?, las circunstancias que ha pasado México, han ocasionado algunas transformaciones, casi irremediables para el futuro de los jóvenes mexicanos.

Después de las interrogantes que hemos planteado, el objetivo que pretendemos que comprendan cada uno de los que lean estas líneas reside en demostrar que ya llegó el futuro de México, sí porque somos los jóvenes, pero ese futuro no existe. Así, argumentaremos a través de polarización social, inseguridad, corrupción y  educación que nuestra tesis es válida.

Una historia sin fin: La corrupción:

La circunstancia más grande por la que ha pasado el país es la corrupción, según la Real Academia Española “es la práctica consiente en la utilización de las funciones y medios de aquellas en provecho, económico o de otra índole para su beneficio”, a través de los años ha ido creciendo de tal manera que inunda nuestro presente, es decir lo que ha ocurrido en el pasado ocurrirá en el futuro, en el pasado cada vez que no se esclarecían los hechos ocurría corrupción, por lo tanto en el futuro si no se esclarecen los hechos, ocurrirá corrupción, todos esto es causado por situaciones que nos oculta el gobierno tapando lo ocurrido como si se tratase de una manta invisible de incongruencias, un ejemplo de ello es la historia de la detención de Javier Duarte por encabezar una red delictiva que desvió 223 millones de pesos provenientes del erario público, como este caso hay muchos más, así tenemos el del ex alcalde de San Blas Nayarit que descaradamente declaró haber robado y cito textualmente lo que admitió “Sí robe, pero fue poquito”, otra situación muy sonada fue el caso del ex gobernador de Coahuila, Moreira el cual dejo una deuda estatal superior a los 36 mil millones de pesos y para empeorar aún más la situación, su sucesor Jorge Torres López, fue incluido en la lista de los diez mexicanos más corruptos por lavado de dinero; por otro lado existe la corrupción cuando un policía de tránsito detiene a alguien por conducir en estado de ebriedad, este le ofrece dinero y él lo acepta, esos casos son el gran ejemplo de la inestabilidad por parte del gobierno, llamado corrupción, que ha llegado no solo al presente, sino al futuro de nosotros los jóvenes mexicanos, por lo que podemos afirmar que para nosotros ese futuro no existe.

 

Proceso de segregación: La desigualdad económica:

Para entender mejor la desigualdad económica es importante conocer su definición según la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales “es la disparidad fundamental que permite a una persona ciertas oportunidades materiales y se las niega a otras”. Para que este país haya tenido tantos altibajos respecto a todos los desajustes políticos, sociales y económicos, tuvo que pasar por una diferencia monetaria entre sus compatriotas mexicanos, desde aquellas épocas inmemorables de desigualdad. El gran ejemplo son los burgueses y el proletariado, en la actualidad no ha cambiado mucho esta inestabilidad económica, sino que se ha acrecentado, cambiando de un nombre a otro, conocido hoy en día como empresarios y trabajadores, ejemplos sobran pero el que conocemos más a fondo es el de Carlos Slim, ese hombre que maneja varias empresas, dueño del grupo Carso en México, el cual  fue catalogado por la revista Forbes en el presente año como: “El mexicano Carlos Slim permanece en el sexto lugar con una fortuna de 54 mil 500 millones de dólares”, de igual forma tenemos a la primera dama de México Angélica Rivera con una casa valuada en 2.5 millones de dólares, es impresionante como una persona puede acumular tanto dinero y muchas otras estar en condiciones de pobreza extrema; Con este proceso de segregación llamado desigualdad económica que vivimos en nuestro país, podemos afirmar que para nosotros los jóvenes mexicanos ese futuro esperado no existe.

La muerte de nuestro futuro: La inseguridad:

La inseguridad es “la falta de seguridad” según la Real Academia de la Lengua Española, haciendo referencia a esta definición es indispensable mencionar que cada día vivimos en un país lleno de violencia, que al pasar los años ha incrementado indudablemente; en la actualidad ya no son solo robos, sino muertos, gente que desaparece de repente sin dejar rastro, a esto se le suma que el gobierno no da una solución concreta para erradicar esta situación que está acabando con el presente, dejando un futuro hostil para los jóvenes mexicanos (generación z), que indudablemente viven esta situación, como es el caso de los feminicidios, donde no solo se ha presentado un caso, han sido varios, aunque unos tienen más auge que otros, ha sucedido en todas las “clases sociales”, pero especialmente sobre jóvenes que caminan por la calle, toman un transporte público o se encuentran simplemente en un lugar determinado, esperando no ser atacadas; por mencionar un caso de estos que llego a redes sociales y se hizo viral fue el suceso que involucro a un trabajador de cabify, que agredió y mató a una universitaria.

Muchos de estos casos antes mencionados no se concluyen, se quedan en el olvido, sin buscar al responsable que pudo haber causado la muerte de otra mujer, pero las mujeres no son las únicas que sufren estos atentados contra la vida, sino que también los hombres han desaparecido sin dejar rastro alguno y me pregunto ¿Qué será del futuro de los jóvenes mexicanos? ¿A dónde llegaremos con tanta violencia?, con esto podemos afirmar que ese futuro esperado no existe.

Falta educación para algunos:

A partir del deterioro que vive el país, surge la mala educación, pero por mala no se refiere a que no exista, sino a que es pobre y vacía, solo busca mantenernos alienados al sistema, sin realmente cuestionarnos sobre lo que se aprende.

Actualmente, México vive en una era donde la educación no está disponible para todos. La desigualdad y la polarización social han causado un retraso en el sistema educativo. Estos dos problemas nos han afectado por muchos años; han afectado no solo a la sociedad, sino también a profesores y estudiantes. Este retraso se puede ver en las instalaciones escolares, en los materiales utilizados por los estudiantes y en la calidad del servicio prestado por los docentes en las instituciones. Estamos en el siglo XXI, que creemos que es el siglo del conocimiento; es la era de los cambios profundos en los que no podemos continuar con el libro tradicional. Debemos usar la nueva tecnología para crear un sistema eficiente, pero no debemos olvidar que hay una gran parte de la población que ni siquiera tiene acceso a esto.

En nuestro caso, hemos estado entre un grupo privilegiado con acceso a la educación. En el transcurso de la vida, nos hemos dado cuenta de la injusticia en que viven las personas en México. Lamentablemente, no todos los estudiantes de la escuela son conscientes de esto y podemos verlo en su actitud todos los días. Es por eso que aunque disfrutamos de una buena calidad educativa en nuestra institución, no puedo ser indiferente a lo que sucede a mí alrededor. Proponemos dos cambios en mi escuela. El primero en invitar a personas calificadas para que nos cuenten sobre la situación real de nuestro país, para que sepamos que no solo hay hambre de alimentos sino también hambre de conocimiento. El segundo para hacer proyectos que consisten en establecer contacto con las comunidades con el objetivo de ayudarse mutuamente. En la clase podríamos hacer una actividad extracurricular para hablar sobre la productividad de cada materia y cómo podemos aplicarla para ayudar a nuestra sociedad. Creo que en un futuro podemos hacer educación con equidad y excelencia para todos. Puede sonar muy difícil de lograr, y lo entendemos, pero también debemos ser conscientes de que la falta de valores y la ignorancia son enemigos fuertes, por lo que debemos comenzar a trabajar duro para establecer un objetivo.

Simplemente no podemos imaginarnos ahora viviendo en el mundo sin saber qué hace muchos años había alguien llamado Aristóteles que creó un concepto diferente de sociedad, realidad y hombre, que creía que la Inteligencia no es solo conocimiento sino también la capacidad de poner conocimiento en práctica; Además, sin saber qué hace algún tiempo hubo un hombre llamado Isaac Newton que desarrolló teorías brillantes en campos tan diversos como la óptica, la física y las matemáticas, que es considerado el verdadero creador de la ciencia moderna, el padre de la revolución científica.

No puedo imaginar un mundo sin saber que hubo un artista llamado William Shakespeare que escribió Hamlet, la trágica historia de amor de Romeo y Julieta y muchos otros. Un mundo sin saber quién es Albert Einstein, Galileo Galilei, Mahatma Gandhi, Madre Teresa de Calcuta, Buda, Jesucristo.

Vivimos en el siglo XXI y, como dijimos, creemos que es el siglo del conocimiento, así que tenemos que trabajar juntos para crear un mejor sistema educativo. Nuestra generación se definirá en lo que decidamos hacer en esta situación crítica. Sé que es un largo camino, pero no necesitamos ser perfectos para defender lo que creemos, por lo que esperamos que en el futuro cercano, con la ayuda de la escuela, nuestras ideologías vayan más allá para hacerlas realidad y finalmente pongan fin a la injusticia. Con lo antes mencionado acerca de la educación, si podemos mejorar y crecer en varios ámbitos pero que realmente ese futuro esperado no existe.

Conforme a lo que hemos planteado en cada uno de los puntos anteriores, sobre la corrupción que ha sufrido a través de los años México, la increíble desigualdad económica que existe entre los sectores denominados clases sociales, unos con mucho dinero y otros en pobreza extrema, la inseguridad que involucra y afecta a los jóvenes mexicanos y la educación que solo se encuentra en ciertos sectores de la población podemos afirmar que el futuro esperado por los jóvenes mexicanos no existe.

Alfredo Segura Parra & Verónica Flores Pérez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s